España levantará la moratoria para los trabajadores rumanos el 1 de enero de 2014, según un comunicado de la Embajada de Rumania en Madrid.

La mision diplomatica rumana afirma que las autoridades de España han asegurado que este país respetará la normativa europea sobre la libre circulación de trabajadores en la UE.

Las autoridades españolas adoptarán todas las medidas necesarias para la aplicación inmediata y en condiciones optimas de esta normativa que prevé la liberalización del mercado de trabajo„, señala el comunicado publicado en la web de la Embajada de Rumania.

Representantes de las autoridades rumanas se han reunido el 22 de noviembre con oficiales del Ministerio de Empleo y han recibido la confirmación de que el Estado español respetará la norma sobre la libre circulación de trabajadores rumanos y búlgaros a partir del próximo año.

El periodo transitorio de restricciones ha sido de 7 años para Rumania y Bulgaria, países que entraron en la Unión Europea el 1 de enero de 2007.

En este sentido, la Embajada recuerda que a partir del principio de 2014, la mención que consta en algunos certificados de residencia NIE – „no se autoriza trabajar en el periodo transitorio” no tendrá efectos jurídicos y, por lo tanto los ciudadanos rumanos tendrán la posibilidad de solicitar en las Comisarías de Policía, respetando las nuevas condiciones para obtener el certificado de residencia (contrato de trabajo, dinero en una cuenta para demostrar que la persona se puede mantener y un seguro privado de salud), la renovación de estos certificados, sin la mención que hasta ahora dificultaba el empleo por cuenta ajena.


El cambio más importante en el estatuto de los trabajadores rumanos es que a partir del 1 de enero de 2014, el contrato de trabajo se puede realizar con el documento de identidad, sin la autorización previa de trabajo que se obtiene ahora siguiendo pasos burocráticos complicados.

El comunicado de la Embajada afirma también que „el periodo transitorio termina el 31 de diciembre de este año, después de 7 años de la entrada de Rumania en la Unión Europea, tiempo en el cual los estados miembros tuvieron derecho de imponer moratorias en sus respectivos mercados de trabajo. La Embajada de Rumania en Madrid hace gestiones con las autoridades españolas para que la decisión de liberalización del mercado de trabajo para los ciudadanos rumanos sea respetada„.

{loadposition publi-in-article} {jathumbnail off}